Facebook Twitter Google +1     Admin

EL PLACER DE DAR SIN ESPERAR NADA A CAMBIO

20070630130952-siluetas-farola-pareja-amanecer-1.jpg

      En el verano de 1990 estaba yo de monitor en un campamento en Maine (EEUU). En el mismo campamento había también un monitor americano que solía llevar una camiseta gris de tirantes que me encantaba. Un día se lo dije y él me la dio. “Te gusta? Quédatela. Es tuya”. Han pasado 17 años desde ese día y me sigo poniendo esa camiseta para ir a correr al parque. La he lavado mil veces y está intacta, igual que el día que me la regaló. Me la dio porque sí, sin esperar nada a cambio. Recuerdo ver su mirada de satisfacción cuando me vio tan sorprendido y emocionado con la camiseta en mis manos.

         Hoy en día no abundan demasiado estos valores. El dar sin esperar nada del otro. El dar por el placer de dar. Cuando damos esperando algo a cambio no estamos dando nada realmente. Estamos intercambiando, negociando. Dar por el placer de dar gratifica al dador y al receptor. La recompensa es ver en los ojos del receptor esa mirada de agradecimiento. El poder hacer al otro feliz es el mejor pago para el que da. Whitman dice: “Cuando yo doy, me doy a mí mismo”.

         En el día a día damos a los demás de nosotros mismos, sin esperar nada a cambio. La madre da a sus hijos todo de sí, da de su tiempo, de su persona, de su dedicación, de su amor. El médico, la enfermera, cobran lo mismo al final de mes hagan lo que hagan, pero reciben mucho más cuando dan su cariño, su ternura, su comprensión, su amabilidad y su amor a los pacientes. El dinero a fin de mes les permite vivir, pero la sensación de ayudar y alegrar tratando con amor a sus pacientes es lo que les proporciona la felicidad y satisfacción diarias.

         Quien más da, más recibe. No es rico el que tiene mucho sino el que da mucho (E Fromm). Otro escritor libanés llamado Khalil Gibran dice: “Hay quienes poseen poco y lo dan todo. Éstos son los que creen en la vida y en su generosidad. Su cofre jamás se verá vacío”.

Mucha gente no entiende eso de dar sin más, por el placer de dar. Por ejemplo, en el caso de “La meteo que viene”. No se genera ni un solo euro por su envío periódico cada semana y tampoco por estas reflexiones. Lo que verdaderamente la alimenta es el saber que al otro lado hay gente a la que le es útil. Les es útil para decidir si ir a esquiar o quedarse a comer con la familia. Les es útil porque algunas frases les hacen pensar que sí que existe un mundo mejor (Un mundo de Yupi), donde hay gente generosa en quien confiar.

         Mi pago por estas líneas no es otro que saber que interesa, que alegra alguna cara y que ayuda a alguien a no meterse a escalar una pared de varios largos de 6A  en medio de un aguacero. Me llegan correos que me confirman que es así. Para mí son imprescindibles. Sé de muchos que se saltan la meteo para leer directamente estas líneas, estén luego o no de acuerdo con lo escrito. Para ellos también son estos correos.

         Estas líneas se envían a unas 100 personas (Hotmail me limita a 50 destinatarios por envío y así, mando el correo 2 veces. En ocasiones hasta 3 veces si superan los 100). Pero sé de buena tienta que luego estos correos se siguen reenviando y reenviando y, aunque la meteo es sólo para Aragón, llegan a muchos puntos de España. Es extraordinario… Es aprovechar los avances de la comunicación para enriquecernos todos. Me alegro de que así sea.

         Hoy en día todo se comparte. Internet lo ha hecho fácil. Se comparte música por e-mule, se comparten vídeos, reflexiones, fotos, etc… Compartir enriquece a las personas. Todos nos enriquecemos. Nadie pierde. Todos ganan.

         El pasado viernes miles de personas fotografiaban con su móvil el concierto de Maná en la Romareda. No lo hacían para dar envidia a otros (o eso creo) sino para compartir ese momento con quienes no habían podido acudir. Este viernes que viene, una amiga mía canaria que vive en León recibirá un elaborado regalo de cumpleaños porque sí. Porque sé que le va a gustar. Espero que lo crea ella así y que no crea que espero algo a cambio. Hoy mismo, unos padres agradecidos me han traído al hospital una camisa blanca de lino chulísima. Un día cualquiera Fátima me regaló un CD que elaboró para mí. La semana pasada Santiago me grabó el 2º CD de música clásica. Ayer una enfermera de la UCI de un hospital de Barcelona me escribió en agradecimiento por unos correos que le reenvían desde hace tiempo con La meteo que viene y con unas reflexiones que disfruta leyendo, escritas por alguien que no conoce.

         Ya lo canta Jorge Drexler: “Cada uno da lo que recibe... Luego recibe lo que da... Nada es más simple... No hay otra norma... Nada se pierde... Todo se transforma

 Quien ha recibido algo sin esperar nada a cambio, quien ha sido querido, enseñado, ayudado, auxiliado, luego también tiende a querer, a enseñar, a ayudar, a auxiliar y a dar por el placer de dar. Creo que el principal de los 10 mandamientos es el segundo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Pero a mí me gusta expresarlo de otra manera: “Trata a los demás como querrías que te trataran a ti”. Con esa frase uno tiende a ser mejor médico, mejor enfermera, mejor hermano, mejor hijo, mejor amigo, mejor persona… y uno termina siendo más feliz. Más aúuuunnnn?????

         Cierro con una frase de La Madre Teresa de Calcuta (1910-1997): “No deis sólo lo superfluo. Dad vuestro corazón”.

Jorge

22/06/2007 01:24 Jorge García-Dihinx Villanova #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

gravatar.comAutor: anderson arroyo

señor jorge lo felicito por el articulo,me gusto el texto porque en el expresa algo que me gusta hacer en la vida, dar sin recibir nada a cambio; mis amigos me critican por ser así... pero me satisface y me siento tranquilo por ser así aunque soy humano y cometo errores.. señor jorge soy colombiano vivo en el departamento de sucre en un municipio que se llama morroa... muchas gracias y que mi dios me lo bendiga..

Fecha: 24/11/2011 22:14.


gravatar.comAutor: HERNAN

IO, OPINO LO MISMO. EL DAR SIN RECIBIR ALGO A CAMBIO. EL GRATIFICANTE. HAS AYUDADO A ALGUIEN A SENTIRSE MEJOR. Y YA.
PERO ALGUNAS PERSONAS SE TORNAN ESCÉPTICAS CUANDO TU LE DAS ALGO Y ELLOS NO TIENE QUE DARTE ALGO. ALGO PASA ACA DICEN...
...EL MUNDO ESTA LLENO DUDAS, DE MIEDO.
ME GUSTO ESA FRASE DE LA MADRE TERESA...LA ENVIARE A TODOS MIS AMIGOS.

Fecha: 03/04/2012 07:43.


gravatar.comAutor: evelyn

hola. Me encanto su articulo. es enriquecedor.el colocar la atencion en lo mas hermoso que posee el ser humano es un acto d profunda entrega.es un amar con conciencia y al final es lo que venimos a realizar en esta tierra a perfeccionarnos en el arte de amar."...

Fecha: 25/01/2013 22:13.


gravatar.comAutor: Maria Flores

Me gusto mucho... escribo desde EStados Unidos

Fecha: 07/05/2013 22:18.


Autor: Carolina

Jorge, que buena reflexion, dar sin esperar nada a cambio... Muy cierto y a veces dificil de lograr pero gratificante. Soy de Argentina.

Fecha: 22/05/2013 03:57.


gravatar.comAutor: Fafa Shocolatt

Excelentes reflexiones, estoy totalmente de acuerdo contigo, yo fui uno de esos casos, cuando más lo necesitaba recibí mucho, hoy en día disfruto inmensamente el ayudar a los demás y hacer al otro feliz, ver su sonrisa es una experiencia fabulosa.

Fecha: 14/06/2013 02:35.


gravatar.comAutor: Martín

Muy sabias palabras Jorge, ayer mismo me paso algo así, compartí sin esperar nada a cambio solo porque sí, y me termine llevando una gran sorpresa! (para bien obviamente jaja) lo comparto en las redes sociales.
Saludos desde Santa Fe, Argentina.

Fecha: 05/08/2013 18:29.


gravatar.comAutor: Adriana

Que bien me han hecho estas palabras el dia de hoy.. para reflexionar.. pero mi pregunta es: cómo se hace? como hacer o qué hacer para que esta frase "dar sin esperar" deje de ser solo una teoría y se nos interiorice? no sé cómo empezar.. = (

Fecha: 11/08/2014 20:53.


gravatar.comAutor: Adriana

wow!!! recien ahora me doy cuenta que esta publicación es de hace 7 años...

Fecha: 11/08/2014 20:55.


gravatar.comAutor: andres

hola buenas tardes.. tengo 24 años y me encantaría aprender a dar sin recibir, me gusta mucho dar pero a veces me enojo cuando las personas no me dan ni las gracias, pero ese sentimiento de alegría al saber que ayudo a las personas sigue valiendo la pena me encanta leer este tipo de cosas porque me recuerdan que esto es para un fin mayor.. es para la felicidad de la gente ojala y me puedan recomendar algún libro para aprender como poder llegar a ser verdaderamente feliz haciendo el bien mandándomelo a mi correo lic.andresgaona@hotmail.com

Fecha: 24/08/2014 21:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris